¿Creéis que es posible una casa de 11 m2? pues la verdad es que sí es posible y se encuentra en París, es una casa de Aibrnb creada por el Studio Batiik. Su finalidad fue, naturalmente ampliar el espacio dotándole de un estilo Contemporáneo .

Para maximizar el pequeño espacio, el estudio diseñó un muro que ocultaba una serie de nichos secretos. Escondido detrás de los brillantes colores pastel de la pared, se encuentra una cocina, una nevera y un horno, además de una pequeña mesa con dos taburetes que, una vez abiertos, se iluminan en un azul eléctrico vibrante.

El nuevo proyecto Marie-Joséphine en Airbnb presenta un encanto extremadamente elegante y muy parisino, hecho de tonos claros, blanco brillante y nude, y un carácter arquitectónico contemporáneo dominado por formas suaves y arcos clásicos.

La directora de Studio Batiik, Rebecca Benichou, junto con la gerente de proyecto Sarah Chayeb, se inspiró en el estilo marroquí. El resumen para los dos arquitectos fue un desafío: la ardua tarea de crear un proyecto que se destaque de las muchas ofertas de alquiler de Airbnb. Su misión parece haber sido realizada al 100%, y eso, además, en un estilo impecable, elegante y minimalista.

Frente a la pared emergente, podemos encontrar el dormitorio, finalmente, el baño, también oculto detrás de uno de los arcos de la pared y dominado por un espejo de cuerpo entero. Tras el espejo “voila” se encuentra en un armario debajo de la escalera revestido con azulejos de color gris claro, perfectamente equipado con cabina de ducha e inodoro.

Para coronarlo todo, un pequeño balcón con una vista impresionante de la ciudad.

¿Alucinante no?

 

 

 

 

Deja un comentario